¿Pensando en tener un segundo perro? ¡Algunos pasos que debes seguir!

Miércoles, 21 Abril, 2021
Categorias: 

Si te encantan los perros y disfrutas muchísimo viendo a tu amiguito acompañado y jugando con otros animales, quizás estés pensando en tener un segundo perro.

Antes de decidirte, debes tener en cuenta algunas cuestiones y seguir determinados pasos para que el proceso de adaptación sea el mejor posible para ambas mascotas.

Aunque tu perrito esté correctamente socializado, es muy importante observar cómo se relaciona con otros perros dentro de su espacio en la casa.

Diferencia de edad

Si tu perro es de edad avanzada es normal que, en un primer momento, no tenga la paciencia y la energía suficiente para jugar con un cachorrito. No obstante, cada perro tiene su propio carácter y no existen reglas fijas, en muchas ocasiones un perro mayor acoge con entusiasmo casi protector a uno más pequeño.

Macho y hembra

En general, si tienes un macho éste tolerará mejor la llegada de una hembra, y viceversa, que en caso de que la convivencia sea entre dos machos. Aunque aquí también influye el temperamento y grado de dominancia de tu perro. También hay que permanecer atentos si son dos hembras, ya que la territorialidad también está en juego.

Presentaciones en terreno neutral

Suele dar mejores resultados que el primer contacto se establezca fuera del hogar, en un parque o campo, en terreno neutral, y con la ayuda de algún miembro de la familia. Es indispensable que no estemos tensos, ya que los perros perciben nuestro estado de ánimo y éste les influye mucho. Es preferible que los dos lleven correa para que podáis corregir cualquier movimiento.

Llegada a casa

El perro nuevo olerá todo (déjalo, es normal, es un nuevo territorio) y el otro estará muy atento a su comportamiento para reaccionar de una forma u otra.

Permite la interacción entre ellos, siempre de forma corta y positiva, evitando que sean larga e intensa. Si hay alguna señal de tensión, aléjalos y vuelve a intentarlo después, nunca presiones a ninguno de los dos perros a aceptarse de forma obligatoria.

Cada uno debe tener su espacio

Para conseguir una relación de confianza entre ellos procura que:

  • Cada perro tenga su propio comedero y bebedero. Es frecuente que en los primeros días los perros tengan un comportamiento intimidatorio por el tema de la comida.
  • Cada uno tenga sus juguetes, ya que pueden ser motivo de disputa entre ellos: son objetos que “poseer” y pueden ser el detonante de algún encontronazo al principio.
  • No les dejes solos en casa hasta que no estés totalmente seguro de que se llevan bien. Si tienes que salir, coloca un separador entre ambos de manera que puedan verse, pero no estar juntos en el mismo espacio.
  • Mantén los mismos hábitos dentro de lo posible para que el perro veterano no perciba cambios bruscos en su vida y el nuevo se acostumbre a las rutinas de la casa y se sienta seguro.

Como siempre te decimos desde Kalibo, las indicaciones e información recogida en este blog es orientativa. Ante cualquier duda, consulta con un profesional para que te asesore sobre el tema y tu caso específico.

Volver al blog

Seguros para perros

© Kalibo Seguros

Kalibo seguros Asefa seguros
Top