Seguro para perros

logotipo de seguro para mascotas de kalibo

976 549 222

Omeprazol para perros: Usos, dosis y efectos secundarios

Los que sufren con frecuencia problemas estomacales lo conocen de sobra, y es que el omeprazol es un medicamento muy efectivo para estómagos delicados. ¡Y no hablamos solo de los de los humanos!

Si tu perro tiende a vomitar después de las comilonas excesivas, seguro que su veterinario le ha recetado alguna vez una dosis de omeprazol.

¿Pero es bueno darle omeprazol a los perros? ¿Qué dosis puedes administrar a tu mascota? ¡En este post resolvemos todas tus dudas!

¿Qué es el omeprazol?

Como ya sabrás, el omeprazol es un medicamento antiácido de uso común para tratar la gastritis o la acidez estomacal. Es un fármaco que permite inhibir la bomba de protones o, lo que es lo mismo, reducir la producción de ácido en el estómago.

¿Qué quiere decir esto? Para la digestión adecuada de los alimentos, la pared de nuestro estómago produce ácido clorhídrico. En algunas ocasiones, la producción de ese ácido es excesiva, lo que puede terminar dañando nuestra mucosa estomacal e incluso provocar una úlcera gástrica.

Cuando esto sucede, el ácido clorhídrico ataca a la pared del estómago, por lo que la sensación de reflujo, acidez, malestar y dolor estomacal es mucho más pronunciada. Esta afección no solo puede ocurrirnos a nosotros, sino también a nuestros perros.

¿Los perros pueden tomar omeprazol de humanos?

Entonces, ¿es adecuado utilizar el omeprazol para perros? Sí, así es, aunque solo debe administrarse omeprazol a nuestras mascotas bajo la supervisión de un veterinario y respetando siempre sus indicaciones profesionales. ¡Nunca lo hagas por cuenta propia!

Por tanto, sí: el omeprazol de humanos sirve para perros. Los resultados suelen ser seguros y bastante efectivos. Este medicamento actúa reduciendo la producción de la bomba de protones o, en otras palabras, disminuyendo la producción de ácido clorhídrico en su estómago.

Pero recuerda: por muy tentador que resulte tenerlo ya en el botiquín, jamás debes darle omeprazol a un perro si no lo ha indicado el veterinario. Aunque sufra síntomas que estén afectando a su estómago, la causa podría ser muy diferente. ¡Y lo estarías exponiendo a un serio peligro! De hecho, si se hace un mal uso del omeprazol para perros, puede agravarse su cuadro digestivo.

¿Para qué sirve el omeprazol en perros? Usos y tratamientos

¿Sabías que el principal uso del omeprazol para perros es la prevención? La mayoría de las veces se receta como complemento de otros medicamentos demasiado potentes que pueden dañar la pared del estómago de nuestras mascotas. Por ejemplo, los que llevan corticoides. ¡Es muy útil para prevenir ese tipo de daños!

Además, entre sus usos principales es importante destacar que el omeprazol sirve para:

Tratamiento de la gastritis canina

Tratar la gastritis en perros con omeprazol es uno de los usos más habituales de este medicamento. La gastritis en perros y gatos implica la irritación de su estómago, y puede incluir síntomas como vómitos continuados o somnolencia.

A veces -como, por ejemplo, cuando no sabemos bien qué verduras pueden comer los perros y cuáles no-, podemos caer en el error de darles un alimento inadecuado y provocarles esta enfermedad.

El omeprazol puede aliviar toda esa sintomatología y acelerar la recuperación de tu mejor amigo perruno.

Tratamiento de la diarrea en perros

Otra aplicación muy extendida es la del omeprazol para la diarrea en perros. Si tu mascota sufre, por ejemplo, una enteritis infecciosa aguda o cualquier otro tipo de infección gastrointestinal que le está provocando diarrea, malestar e incluso fiebre, este medicamento puede resultar de gran utilidad.

Por cierto, ¡no olvides que es crucial saber cómo almacenar el pienso de tu perro para evitar diarreas indeseadas!

¿Cuál es la dosis recomendada de omeprazol que debo darle a un perro?

Llegados a este punto, puede que te estés haciendo la pregunta del millón: ¿Cuánto omeprazol darle a un perro?

Pues bien, lo primero que debes saber es que la dosis de omeprazol en perros depende, fundamentalmente, de su peso. Lo más recomendable es que oscile entre 0,5 y 1 mg diarios por cada kilogramo que pesa el animal.

Por tanto, si tu perro pesa 10 kilos, lo más conveniente es darle 5 miligramos al día al principio y, si esta dosis resulta insuficiente, ampliarla a los 10 mg diarios.

¡Pero ojo! Independientemente de lo que pese el animal, nunca deberías administrarle más de 20 mg por día. Esa es la dosis máxima de omeprazol para perros que permiten los profesionales.

¿Tienes ya una caja con comprimidos de 20 mg? En ese caso, reparte la dosis en función de sus comidas. ¡Dáselo siempre 10 minutos antes de comer! Si, por un despiste, has olvidado darle a tu perro la dosis que le correspondía, ¡ni se te ocurra suministrarle ahora 2 dosis seguidas!

En cuanto a la forma de tomarlo, puedes dárselo por vía oral, en suspensión o cápsulas, o con una jeringuilla.

Efectos secundarios del omeprazol en perros

Otro tema que suele preocupar mucho a los dueños es el de los efectos secundarios del omeprazol en perros.

A este respecto, te traemos buenas noticias: el omeprazol no puede tener efectos secundarios nocivos, a no ser que exista una sobredosis.

En caso de sobredosis, los daños colaterales pueden variar, aunque, por lo general, no suelen ser muy preocupantes: gases, falta de apetito, náuseas, diarrea, vómitos…

¡Evitarás todos estos problemas si cumples con la dosis que te haya indicado el veterinario!

Contraindicaciones del uso de omeprazol en perros

Eso sí, hay casos en los que este principio activo puede tener contraindicaciones. Estas son algunas de las situaciones en las que no deberías utilizar el omeprazol para perros:

  • Si tu mascota sufre una enfermedad renal o hepática.
  • En caso de que el animal ya esté tomando vitaminas u otro tipo de medicamentos.
  • Cuando tu perro tiene hipersensibilidad conocida hacia inhibidores de la bomba de protones.

Consulta con tu veterinario de confianza

¿Tu mejor amigo sufre problemas de estómago con frecuencia? En ese caso, ya te hemos advertido de la necesidad de consultar a un veterinario. Y, si es de confianza, mucho mejor.

Si cuentas con el seguro veterinario para perros de Kalibo, puedes acudir al profesional que tu quieras, nosotros cubrimos el coste en caso de accidente. Y todavía más completo es nuestro seguro médico para perros, con el que también dispones de coberturas por enfermedad. Como decían nuestros abuelos, ¡más vale prevenir que curar!

¿Conoces nuestro seguro de RC para perros?

Adelántate al reglamento de la ley de bienestar animal y ten a tu perro protegido desde solo 26,60€ al año.

No esperes más y contacta con nuestro equipo para más información sobre las pólizas.

Configurador de seguros
Te llamamos gratis