Parásitos habituales en perros

Domingo, 15 Noviembre, 2020
Categorias: 

Si serán amistosos nuestros fieles amigos que siempre están dispuestos a dejar la puerta abierta a recibir invitados.

Seguro que vuestro veterinario ya os lo ha advertido, pero nunca está de más repasar la lista de parásitos habituales en perros para conocer los huéspedes que trataran de convertir una visita puntual en estancia prolongada y que resulta conveniente eliminar cuanto antes.

Los parásitos habituales en perros se suelen clasificar en función de la zona en la que se hospedan, hablando por tanto de internos y externos. Los primeros colonizan algunos órganos del animal como intestino, hígado o corazón. Los segundos se alojan en su piel o pelaje provocándole molestia e incomodidad que acaba derivando en dolencias crónicas.

Parásitos internos en perros

Debido a los daños que producen a largo plazo con enfermedades graves en órganos vitales, los parásitos internos son un problema que siempre debes tener en cuenta en el cuidado de tu mascota. Consulta a tu veterinario con frecuencia en las revisiones para evitar cualquier inconveniente.

  • Leishmania infantum: Posiblemente el más conocido por la acertada campaña de concienciación realizada sobre este parásito y su presencia generalizada en nuestro país. Después de llegar a la sangre por la picadura de un mosquito actúa en varios órganos del animal siendo el intestino el lugar en el que más daños realiza. El principal síntoma por el que se puede detectar su presencia es la caída del pelo.
  • Echinococcus granulosus: Muy habituales por su método de contagio, vía alimenticia, se alojan en el intestino de la mascota. Se puede contagiar incluso a humanos por lo que supone un importante problema para la salud pública.
  • Dirofilaria immitis: Se alojan en el corazón y en los vasos sanguíneos de los pulmones. Su contagio se produce también por picadura de mosquito. Este tipo de pequeño gusano se conoce también como filaria y pueden provocar al perro tos, cansancio y apatía siendo muy perjudiciales a largo plazo ya que consumen su energía poco a poco.
  • Angiostrongylus vasorum: Estos gusanos viven en los vasos sanguíneos de los pulmones. Provocan síntomas respiratorios como tos, intolerancia al ejercicio e incluso coagulación de la sangre. En algunos casos, pueden llegar a ser mortales.

Parásitos externos en perros

Se alimentan de la sangre del perro mediante picaduras pudiendo también transmitirles bacterias y algunos de los parásitos internos comentados anteriormente.

  • Pulgas: Su presencia está muy extendida al esconderse también en las sábanas, alfombras o cortinas de nuestro hogar. Es necesario un tratamiento a largo plazo para confirmar la completa eliminación de las pulgas, huevos y larvas.
  • Garrapatas: Asociadas a los cambios de temperatura, están presentes en toda la naturaleza por lo que el contagio se puede producir en cualquier paseo. La gran irritación que provocan hace que nuestros canes puedan hacerse heridas al rascarse que deriven en infecciones.
  • Mosquitos: Sin ser exactamente un parásito ya que su acción es puntual, no podían quedarse fuera de este repaso ya que sus picaduras pueden transmitir muchas variedades de parásitos. Recuerda al ver uno que son igual de molestos para ellos que para ti.

Ahora que conoces los riesgos de los parásitos habituales en perros, dale a las visitas a tu veterinario el valor que merecen para llevar el seguimiento de la salud de tu mascota al día y recuerda el importante apoyo que los seguros de salud para perros suponen en el cuidado de su bienestar.

 

 

Volver al blog

Seguros para perros

© Kalibo Seguros

Kalibo seguros Asefa seguros
Top