Dermatitis atópica en perros: causas, síntomas y tratamiento

Miércoles, 20 Enero, 2021
Categorias: 

¿Has notado que tu perro se rasca a menudo? ¿También se lame y mordisquea las patas? Si la respuesta es sí, es probable que padezca dermatitis atópica canina, también conocida como DAC.

No te preocupes ya que se trata de una enfermedad muy común cuyos efectos se pueden paliar con determinadas pautas y tratamientos que mejorarán la calidad de vida del perro.

Sin embargo, sí hay que destacar que se trata de una dolencia crónica, es decir, no se puede curar del todo.

Aunque no se ha detectado el origen de la dermatitis atópica canina con precisión, todos los expertos coinciden en que tiene un componente genético claro que predispone a padecer la enfermedad a ciertas razas como Bóxer, Labrador, Dálmata, Setter, Pastor alemán o Bulldog francés.

Las zonas del cuerpo más afectadas suelen ser la cabeza, patas, interior de los muslos y orejas. El rascado continuo puede provocar el enrojecimiento de la piel, la caída del pelo e incluso la inflamación y la supuración.

Como te decíamos, esta enfermedad tiene un origen genético, pero, aun así, es necesaria la presencia de uno o varios alérgenos para que se desarrolle. Entre los más comunes se encuentran:

  • Ácaros
  • Pulgas
  • Infección por hongos
  • Sistema inmunitario débil
  • Alérgenos del ambiente como el polen
  • Alergia a alimentos como los cereales o el trigo

Además, con la llegada del otoño o cualquier cambio de estación aumenta la posibilidad de alergias, especialmente en la piel.

Tratamiento de la dermatitis atópica

Aunque se trata de una dolencia que, en mayor o menor medida, les durará siempre, existen determinadas pautas que aliviarán los síntomas (antes de aplicar alguna de ellas, te recomendamos consultar con tu veterinario habitual):

  • Alimentación basada en piensos especiales para pieles atópicas, elaborados con productos naturales como el arroz y el pescado, ricos en Omega 3 y vitamina E. Dicha composición ayuda reforzar la barrera epidérmica.
  • Usar champús especiales para pieles atópicas.
  • Correcta limpieza del hogar o del espacio donde habita el perro. Es recomendable aspirar con frecuencia para eliminar alérgenos, como pelo muerto y ácaros, y evitar el empleo de compuestos químicos.
  • Cepillado diario del pelo. De esta manera, se eliminan potenciales alérgenos como la caspa y el polen.
  • Para los casos más graves y siempre bajo supervisión veterinaria, se aconseja la toma de corticoides, nunca durante un tiempo prolongado ya que pueden tener ciertos efectos secundarios.

Para terminar, queremos poner de relieve algunos estudios que demuestran la relación entre el prurito, causado por la dermatitis atópica, y determinados comportamientos problemáticos de los perros. Esto se debe a que, en general, su calidad de vida empeora cuando sufren la enfermedad, aumentando los niveles de estrés.

Como siempre, desde Kalibo te recordamos que el veterinario es el profesional encargado de evaluar y tratar cualquier problema relacionado con la salud del perro, así como de solucionar todas las dudas relacionadas con su bienestar.

Volver al blog

Seguros para perros

© Kalibo Seguros

Kalibo seguros Asefa seguros
Top